Ese gran día: la Postguardia

Hoy he pensado explicar el extraño fenómeno que se produce al salir de guardia. Para aquellos que no hacéis guardia, para los que estáis cada seis días dando el callo y sobre todo, para las parejas y familiares de los desgraciados condenados a vivir dependiendo de las noches. Para todos: el fenómeno postguardia.

El antes y el después

El antes y el después (by Leticia RR)

Seguro que si me pongo a hacer una búsqueda de lo que ocurre en nuestro complejo cerebro tras demasiadas horas sin dormir + demasiadas horas trabajando + dormir alternativamente en una cama y en otra (ojo, estamos hablando de trabajo), encontraría un montón de información sobre lo locos que van los neurotransmisores, el ciclo del cortisol estilo Dragon Khan y muchas otras explicaciones científicas que justificarían el fenómeno. Pero no, lo que quiero es describir este curioso fenómeno según lo experimento yo y los que me rodean.

Típica moria postguardia

Típica moria postguardia

Podría compararlo a la suma de muchas cosas: el abatimiento de una resaca, el aturdimiento mental después de una noche al lado de un bafle en un concierto de David Guetta, la ciclotímia característica de un adolescente, la gula después de salir de una gastroenteritis de aquellas en que uno queda reducido al 50% de lo que era, la lascivia del que lleva tres gintonics de más (cuatro o cinco no, porque ahí ya estamos destruidos…).Cada uno vive la postguardia de una forma diferente, pero es cierto que en una postguardia todo puede ocurrir y todo, o casi todo, está permitido. Los clásicos son reír, llorar o ambas cosas a la vez, pelearse con quien sea (todo esto sin sentido alguno y de forma totalmente discordante con la realidad), salir de compras (momento peligroso en la cuenta corriente de todo residente que se repite con una cadencia de seis días), decidir hacerse ese cambio de look del que dudábamos (error), romper con la pareja (nuevo error), irse a machacar al gimnasio con esa falsa sensación de euforia que suele acabar en destrucción total horas más tarde y en rabdomiolisis severa…

Tan sólo alguien que ha vivido el fenómeno postguardia comprende a otro en la misma situación, tomando decisiones absurdas, subiéndose a bailar encima de un taburete en el Mercadona, riéndose en la cara de su superior (ya sea adjunto, jefe de servicio o madre) o partiéndose de risa viendo una paloma haciendo cucurrucucú en el parque. La postguardia se convierte en un momento de complicidad, abierto al perdón, a la comprensión y a la empatía. Deberían permitirnos llevar un cartel en el que pusiese “No hacer caso, estoy postguardia”. El mundo sería un lugar mucho más seguro.

Saliendo de guardia

Anuncios

44 comments

  1. Traumatista en acción · enero 4, 2015

    Hahahaha me ha encantado!! Lo interesante es que de alguna manera u otra a todos se nos va la Chaveta tras una guardia

    Me gusta

  2. Mery Heich · enero 5, 2015

    La postguardia tampoco es el mejor momento para probar tu coche nuevo. 1. Porque acabaras mucho mas lejos de lo q esperabas y 2. Porque luego hay q volver y estas cansada y muy muy lejos…

    Me gusta

  3. Akena · enero 5, 2015

    Verdad verdadera…
    Tan verdad como que un día postguardia me vino una vendedora a casa y cometí el error de abrirle la puerta; acabé comprando dos o tres colecciones de libros infantiles (y no tenía hijos), no recuerdo que joya (no suelo llevar), un mantón de manila (perdón???) y alguna cosa más que no recuerdo por el módico precio de más de 1000 €. Cuando desperté y me di cuenta me puse a llorar y mi santo padre se peleó con los de la empresa para anular el pedido cinco horas después.
    Moraleja… no le abras la puerta ni a tu primo, por si acaso.

    Me gusta

  4. sayud · enero 5, 2015

    Hoy estoy postguardia… :$

    Me gusta

  5. unfonendoenvillamocos · enero 5, 2015

    tal cual. Publiqué este post parecido al tuyo, jajajja:
    http://unfonendoenvillamocos.wordpress.com/2014/11/30/fases-de-una-guardia-de-urgencias-2/
    Un saludo

    Me gusta

  6. Buggy · enero 5, 2015

    Todo residente, sobre todo mujer, y residente, porque por lo general curran más que la “adjuntura” sabe que ir de compras “saliente” es la mayor locura que puedes cometer. Terminarás con ropa 3 tallas más grande o más pequeña y si se trata de comida…vivas solo o no, compraras como si no hubiera un mañana…y como vayas con hambre, ya ni te cuento!!

    Me gusta

  7. patri · enero 5, 2015

    Q razon tienes Badi, 100% real!

    Me gusta

  8. Alonso · enero 6, 2015

    Odio profundamente las guardias; al día siguiente siento que estoy enmielado, pegajoso, me da insomnio y me deprimo porque siento que el resto de la población vive y que yo me he estancado en algún lugar del limbo!!!

    Me gusta

  9. LeticiaRR · enero 6, 2015

    Hola!
    Soy la autora de la fotografía del antes y después de la guardia.
    No me importa, es mas es un honor, que se usen y vean las fotos. Pero esta bien nombrar al autor.
    En link a algunas fotos mas de mi trabajo:
    http://digital.leticiarr.com/

    Me gusta

    • Morphinna · enero 6, 2015

      Ay Leticia! Perdona,tienes toda la razón. Soy novata en esto de hacer blogs y no lo he tenido presente. Muchísimas felicitaciones por él y adelante, sabes captar perfectamente la destrucción post guardia. Un abrazo!!

      Me gusta

  10. Doccodina · enero 6, 2015

    Completamente de acuerdo. Solo se echa en falta en este verosímil relato el lapso de tiempo entre la finalización de la guardia y la salida del hospital, probablemente más frecuente en el sector residente. Esas interminables horas sufriendo pases de visita eternos, realizando procedimientos de forma mecánica y temeraria; cuando cualquier superficie vertical o horizontal es buena para apoyarse y cerrar los ojos un momento mientras una voz de fondo cuenta cómo una vez más ese paciente vuelve a acudir con edemas y palpitaciones a urgencias y por qué ingresa… Todo ello siguiendo un ciclo de sueño profund oal principio. Seguido de moria, capacidad para hacerlo todo y parloteo fácil a media mañana, para, antes que el resto vayan a comer, el malestar general más grande y la torpeza total (intentar escribir 3 veces el mismo curso…), junto con la lay de Murphy (se apaga el ordenador, se pica un paciente, podrías ir a valorar tal paciente?…) se alían para mantenerte en una fase de suplicio final hasta que finalmente uno logra escapar.

    Me gusta

  11. m.carmen · enero 6, 2015

    como te entiendo y como me identifico,Compañero y ¡POR FIN SE ACABARON LAS NAVIDADES!

    Me gusta

  12. Calinela · enero 6, 2015

    Jejeje me veo muy reflejada en tu entrada!! Muy buena 😉
    Yo escribí una entrada hace unos meses relacionada, porque el saliente de guardia… no nos deja indiferentes!!!
    Por aquí os la dejo:
    http://guardiasresis.blogspot.com.es/2014/10/saliente-de-guardia.html

    Me gusta

  13. KAREN · enero 6, 2015

    Buenísimo. Cuantas cosas pasan en una postguardia, madre mía. Yo muero ese día. Jejejejeje
    Tienes toda la razón.

    Me gusta

  14. LFG15 · enero 6, 2015

    Solo falto describir como el aumento de la libido va directamente promocional a las hrs de falta de sueño… Que no se si es una cosa buena o mala, supongo depende de la situación sentimental de casa persona 😉

    Me gusta

  15. vet · enero 6, 2015

    Muy bueno! Los veterinarios tmb tenems postguardias, y lo peor es tener que ir de urgencias en tus horas de descanso porque un caballo te ha dado un buen pisoton cuando lo medicabas a las 5 de la mañana…. Cuando me examinaron, no sabia si lloraba de dolor o cansancio… XDD

    Me gusta

  16. Maite · enero 6, 2015

    Yo me siento fatal….explotada, mano de obra barata…..Mientras l@s adjunt@s se tocan las narices, todo el peso cae sobre nosotros…..Qué ganas de terminar!!

    Me gusta

  17. Carmen Kjaer · enero 6, 2015

    …bienaventurados los “Postguardianes” porque de ellos será el Reino de los Cielos…

    Me gusta

  18. Luis · enero 7, 2015

    Estoy saliente de guardia y x cosas del sistema de salud q tanto presume la poblacion y a su vez tan poco cuidan ciudadanos y politicos. Esto saliente de guardia y en el hospital. Ahora algun consejero/a se atrevera a decir…. “Un saludo gremio de medicos”

    Me gusta

  19. Tinejo · enero 7, 2015

    Estupendo! Explicado con tanta sencillez algo que, desde fuera, sería muy complicado de comprender. Felicidades.

    http://casaquerida.com/2015/01/06/zizekeando/

    Me gusta

  20. zuma · enero 7, 2015

    prometo ser mucho más comprensivo con mi mujer, a partir de ahora. gracias, siempre, morphinna.

    Me gusta

  21. Carmen · enero 7, 2015

    Estoy totalmente de acuerdo. Por lo que no llego a entender porque los médicos no luchan por un trabajo a turnos como el resto de sanitarios. Así todos ganarían. Las listas de espera se podrían acortar, ya que por la tarde el hospital funcionaría como por la mañana. El trato a los pacientes. La toma de decisiones…..El trabajo sería muchísimo más eficiente!!!
    Pero se me ocurre que quizás los mismos médicos no quieran, porque cobrarían menos y no podrían compaginar lo con la actividad privada y por lo tanto tendrían aún menos dinero a final de mes para meter en sus hipotecas.
    Amigo, te entiendo pero no me das ninguna pena. Tenéis lo que queréis y lo pagan los usuarios, como siempre!!!

    Me gusta

    • yooo · enero 7, 2015

      Con todos mis respetos, Carmen, no tienes ni idea de lo que dices…

      Me gusta

    • Reynaldo · enero 8, 2015

      Carmen, No solo es en residencias, esto ocurre desde que estamos estudiando y hacemos las prácticas, así que nosotros no tenemos la decisión de estar así. No nos pagan y como quiera estamos ahí, asi que defintivamente, no sabes de lo que hablas. No todos lo hacemos “por la hipoteca” o “el dinero”

      Me gusta

    • Elena · mayo 4, 2015

      Pues si tal, hacemos turnos de 8 horas y por la noche el que enferme que llame directamente a la funeraria (postguardia XD)

      Me gusta

  22. Elena García Medina · enero 8, 2015

    Pues yo medico que hace guardias en un hospital comarcal de 100 camas y q la postguardia la paso durmiendo hasta las 7 de la tarde ( ni a comer me levanto) estoy totalmente de acuerdo con Carmen. Los médicos tenemos lo que nos merecemos . Por intereses y sobre todo por dinero tenemos trabajo de esclavos y lo pagan los pacientes. Es una pena…

    Me gusta

  23. Reynaldo · enero 8, 2015

    Ayer estuve postguardia y es una euforia analgésica la que nos da hahaha es lo peor!

    Me gusta

  24. Homer · enero 8, 2015

    Hoy estoy de postguardia. Me identifico totalmente con lo publicado.

    Me gusta

  25. UCIN.nurse · enero 10, 2015

    Aqui otra nocturna de postguardia despues de 12 horas ,repitiendo esta noche y mañana de nuevo.yo hablo desde el gremio de ls enfermer@s, llevo 7 años en este turno de noche y si me encanta mi trabajo y es lo q yo he elegido desde siempre. Pero cuando sales de guardia es como si te hubiera pasado un camion por encima y encima para luego oir “si los de noche no teneis casi trabajo y encima podeis dormir”. Yo invito a pasar una noche de guardia de estas que son para no recordar. Y totalmente de acuerdo con todo y voto a favor del cartelito postguardia y que asi no te miren las abuelas pensando que vienes de fiestas. Y buenas noches a todos los postguardia!!

    Me gusta

  26. mirulere · enero 10, 2015

    Excelente! siempre pensé en lo del cartel, creo que el resto de la gente merece saberlo!! jeje otra mala idea postguardia: ir directo a la playa, cuando vivis en la patagonia argentina (agua= 10°C), te tirás eufórico y después te clavas una hipotermia! jejeje

    Me gusta

  27. Wagner Coaboy · enero 10, 2015

    Realizé guardias por 4 años en una unidad de salud materno-infantil CON GUARDIAS DE 28 HORAS Y CADA 3ER DIA, y les digo esto, si vuelvo a nacer y estudio medicina, HARIA RESIDENCIA SOLO DE 8 HORAS. Es lo más duro de la profesion LA POSTGUARDIA. Un dia de post guardia me fui a 57 Km de donde vivia a festejar el cunmpleaños de un colega y de retorno una curva de la carretera se me hiso recta, en aparente buen estado de vigilia y conciencia y terminé con mi auto destrozado en un avismo, gracias a Dios sali ileso.

    Me gusta

  28. ed · enero 10, 2015

    Por si os sirve de consuelo: Las guardias de Análisis, Patología Clínica o como queráis llamarla, son siempre buenas, digamos que el 90% de las veces, estas en un local sin agobios, climatizado y la música no es infrecuente, estudiando entre medias y los robots hacen tu trabajo con un cierto y pequeño grado de supervisión de tu parte, sientes la presión que están viviendo en la guardia de la puerta pero no la sufres, te sientes feliz, asistes animosamente a las comidas y cenas de la guardia como quien pasea por una pradera soleada, ves con tristeza ajena la velocidad a la que engullen la comida los otros resis en un intento de evitar un acumulo de trabajo, luego cuando los médicos de la urgencias, finalmente agotados, disminuyen el volumen de peticiones de analíticas, subimos a nuestra habitación, que esta muy bien, era un cuarto de paciente con vistas a la ciudad, con inodoro propio y climatizado aunque sin yacusi , ropa de cama limpia y luz de lectura para no molestar al compañero, eventualmente eres llamado por la madrugada, generalmente para realizar un recuento celular de un pobre pediatra que esta asistiendo a un RN, no es necesario hablar con el, suele estar tan agotado que no sabe ni por que esta haciendo esta petición, pero nosotros en un acto de extrema compasión le hacemos lo que nos pide aunque sabemos que no lo llevara a nada en la mayoría de los casos, pero continuamos felices porque el recuento celular es un acto simple, finalmente terminamos la guardia y charlamos con el equipo entrante de manera distendida y saludable, sin apuros ni agotamiento, de esta manera luego de una gratificante cháchara y cotilleo, desayunamos y partimos a casa para aprovechar el lindo día especialmente porque no estamos cansados la mayoría de las veces, a que mola….
    pos data: Después de 4 años de idilio carecemos de opciones laborales, pero…. que nos quiten lo bailado,
    Animo

    Me gusta

  29. Micaela · enero 11, 2015

    La nota, así como la entendí, relata las guardias de las residencias, que son obligatorias y pesimamente pagas. Y es absolutamente exacta. Continuar bajo esas condiciones de trabajo después, es una elección personal. Y es inexplicable que todavía exista gente que piensa que el médico de guardia se enriquece…

    Me gusta

  30. Noris · enero 11, 2015

    muy bueno!!! lo tendré en cuenta para no seguir pensando que mi hija a veces (cuando llega de post guardia) me maltrata con las respuestas que me da a mis intrépitas preguntas jejeje

    Me gusta

  31. RESIDEITOR · enero 11, 2015

    Estoy de post-guardia. Esa gran verdad…en fin. Te pones a reflexionar y sales cabreado de la grandes imbecilidades por la que gran parte de usuarios acuden a las urgencias hospitalarias y las colapsan. No es normal que a las 02:00 a.m. se presente una señorita protestando porque lleva una hora esperando (obviamente no se está parado, estamos viendo otras de las miles urgencias) cuando su motivo de consulta era que desde hace unos días tenía una fisurita anal y como no se le quita viene a ver si se lo podemos solucionar.
    Me encantaría estar de postguardia en unas urgencias de puerta verdaderas, que te sientas útil de atender a gente que realmente lo necesita, que es motivo de urgencias. Pero parece que eso nunca va a pasar…

    Me gusta

  32. daniel pison · enero 12, 2015

    moriremos con las guardias

    Me gusta

  33. Juan Antonio vicuńa · enero 13, 2015

    Hace 40 años que soy médico y comencé a hacer guardias como practicante hace 45 años…hoy estoy de guardia,y mańana a las 8 hs cuando comience mi postguardia,iré a atender a una Salita donde veo nińos indigentes y seguiré a la tarde en mi consulta.Ha…y en la residencia en 1 er año teníamos 3 guardias por semana….y nadie se quejaba,Así que a trabajar un poco más…quejarse un poco menos…o se equivocaron de carrera.!

    Me gusta

  34. doctor · enero 14, 2015

    en fin, por lo menos tenéis postguardia librando fuera del hospital. El residente zombie pinball de los hospitales de los 80 os lo expicaría. Eso ha sido un avance! Por cierto, NUNCA conduzcáis por carretera o ronda si no queréis jugaros la vida. Por cierto… dejé las guardias hace 7 meses. Y cuento los meses desde entonces jjjj

    Me gusta

  35. andremorales · enero 23, 2015

    En todas partes del mundo a cada residente nos pasa igual jajajajaja,

    Me gusta

  36. CarlaCG · agosto 2, 2015

    La compulsión por comprar me ha pasado varias veces, interesante fenómeno. También la egolatría de los que critican que uno no se puede quejar del abatimiento que sentís luego de una guardia es un fenómeno que a veces recurre. Ojalá que esto último se extinga por el bien de los pacientes y dispongamos de turnos de trabajo más normales para nuestra condición humana.

    Me gusta

  37. Ceci · octubre 5, 2015

    y qué me dices de coger el coche? rozarte por varias columnas del parking o pasarte de largo tu casa

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s